Salarios e indemnizaciones

Los créditos por salarios e indemnizaciones en caso de insuficiencia de la masa activa.

Sentencia del Tribunal Supremo 499/2021, Civil, de 6 de julio, se plantea la determinación del salario mínimo interprofesional que debe tomarse como base de cálculo del límite previsto en el orden de pago de créditos contra la masa en caso de insuficiencia de masa activa, al referirse a los créditos por salarios e indemnizaciones en la cuantía que resulte de multiplicar el triple del salario mínimo interprofesional por el número de días de salario pendientes de pago(art. 176.bis.2-2º de la derogada Ley Concursal de 2003, actual art. 250 TRLC) y, en concreto, si para calcular dicho límite ha de incluirse en el salario mínimo interprofesional la parte proporcional correspondiente a las pagas extraordinarias.

Destaca la referida resolución judicial que los créditos salariales gozan de diversas preferencias en la legislación concursal, en las que se prevé como limitación de la cuantía del crédito al que se reconoce la preferencia la aplicación de un múltiplo del salario mínimo interprofesional (en unos casos, el doble de este salario mínimo interprofesional; en otros, el triple de este salario mínimo interprofesional). Ello plantea el problema de si en el cálculo del salario mínimo interprofesional que se utiliza para fijar esta limitación debe o no incluirse la parte proporcional de las pagas extraordinarias, teniendo en cuenta que para determinar lo que deba entenderse como salario mínimo interprofesional se resalta que ha de estarse a las previsiones de la legislación social.

Pues bien, considera la Sentencia del Tribunal Supremo, Civil, de 6 de julio de 2021, que es acertado el argumento de la Audiencia Provincial cuando considera artificial la distinción entre el concepto legal de salario mínimo interprofesional que resulta del artículo 27, en relación con el artículo 31, del Estatuto de los Trabajadores y de la normativa que fija su importe para cada anualidad, que reconoce la naturaleza salarial de las pagas extraordinarias, y el concepto de salario mínimo profesional que sirve para fijar el límite del privilegio concursal. Este criterio señala que coincide con el seguido por la Sentencia del Tribunal Supremo 682/2008, de 9 de julio, que interpretó el privilegio previsto en el artículo 32.3 del Estatuto de los Trabajadores en una tercería de mejor derecho interpuesta por los trabajadores, en la que también se discutió si en el límite consistente en que la cuantía del salario adeudado no superara el doble del salario mínimo interprofesional, se debía incluir el prorrateo de las dos pagas extras.

En esa sentencia se consideró correcta la decisión de la Audiencia Provincial que, para el cálculo de dicho privilegio, incluyó el prorrateo de las pagas extras. La similar razón de ser de los privilegios salariales previstos en el artículo 32 del Estatuto de los Trabajadores y de los previstos en la legislación concursal justifica que el criterio fijado en esa sentencia se aplique también al cálculo del límite de las preferencias previstas en esta última normativa. Así, concluye el Tribunal Supremo que para fijar el límite cuantitativo a la preferencia de los créditos laborales en la Ley Concursal ha de estarse a la norma que periódicamente fija el salario mínimo interprofesional en cumplimiento de lo previsto en el artículo 27 del Estatuto de los Trabajadores, de modo que el límite no es el “salario día” ni el “salario mes”, sino el “salario mínimo en cómputo anual”, por lo que en el cálculo de dicho límite debe incluirse la parte proporcional de las pagas extraordinarias.